Una vida dentro de un camión y una deuda que pagar a CFE

  • PDF
  • Imprimir
  • E-mail

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agueda Barojas Ontiveros

Una vida dentro de un camión urbano es la que ha vivido una familia guaymense, que al igual que miles, temen que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) les corte la luz.
Desde hace nueve años Martha Olivia Martínez y sus dos hijos, viven dentro de un camión urbano que fue abandonado en un predio que ella compró en la colonia Golfo de California.
"Hace 20 años compré este terreno y hace nueve decidí venirme a vivir aquí con mis hijos y encontré este camión que para nosotros es nuestra casa, una casa nada confortable pero por lo menos tenemos donde dormir", dijo.

La vida para Martha Olivia y sus hijos de 21 y 13 años de edad, no ha sido fácil, no sólo el espacio es reducido sino que en tiempo de calor es un horno y en tiempo de frío, un congelador y cuando llueve se tienen que arrinconar en un espacio para no mojarse.
"Lo bueno que nadie ha reclamado el camión", dijo.
Mientras, viven en ese viejo camión y a pesar de que sólo tiene un refrigerador, un foco, una televisión y un abánico, el recibo de energía eléctrica le llegó por mil pesos.
Ella como miles de guaymenses teme que dentro de poco la CFE le corte el suministro, no se unió a la lucha que inició Antorcha Campesina porque tiene un hijo discapacitado que requiere toda su atención.
Por lo mismo, no trabaja, vive de lo poco que le ayuda su familia y vecinos.
La deuda con CFE se le acumuló con meses anteriores cuando el recibo llegaba sólo por 300 pesos.
El último fue de mil pesos, por ello, debe a la paraestatal 1,900 pesos, que no sabe como va a pagar.
"No sé porque no me la han cortado, veo que pasa el carro de la CFE y no llega, yo creo que ven las condiciones en las que vivo y deben sentir lastima", dijo.
Martha Olivia Martínez comentó que gracias a Rosy Lara, trabajadora de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Guaymas, ha recibido ayuda para mejorar sus condiciones de vida y la de sus hijos.
"Ella conoce mi caso y se lo expuso al Secretario del Ayuntamiento, Alonso Arriola, quien me mandó regalar grava y arena y me dijo que me apoyará con  albañiles porque necesito construir un baño", comentó.
La familia hace sus necesidades fisiológicas en la tierra, lo cual ha incomodado a algunso vecinos, quienes denunciaron el caso en Ecología.
"Vino el subdirector de Ecología y me dijo que tenía un plazo para construir el baño, yo le dije que lo poco que puedo hacer para solucionar ese problema depende del Secretario  porque él de su cuenta me está ayudando", comentó.
Martha Olivia tiene la esperanza que se cristalice el apoyo prometido por Rosy Lara de Desarrollo Social, quien busca la forma de conseguir ante el Instituto de Vivienda del Estado, que le construyan una casa para que dejen de vivir adentro del camión urbano.
"Ojalá que se pueda, confió en ellos, porque me han ayudado mucho, hasta me consiguieron que mi hijo fuera las delfinoterapias y desde entonces he visto que ha mejorado mucho", manifestó.

 

 


 
Ver contenido por hits : 5007499